jueves, 14 de enero de 2010

Amanecer

Sólo quiero estar en tus pensamientos.
Sólo quiero que compartas algunos de tus sueños.
No quiero más que el tiempo que puedas dar.

Y sólo quiero el rocío fresco
de un tibio enero
y entre flores y tu cuerpo, amanecer.

Yo sé que son muchas las cosas que pretendo
Ahora espero que me entiendas un poco más
para esos días de soledad.

Porque sólo quiero el rocío fresco
de un tibio enero
y entre flores y tu cuerpo, amanecer.


Autor: Juan Eduardo Acosta